Bebo Valdés en mi oficina

Muchas veces no sabemos qué tipo de música escuchar mientras estamos en la oficina o hacemos cosas en el ordenador que requieren cierto grado de concentración. Uno de mis estilos más recurrentes para estos casos es el latin jazz y, sin lugar a dudas, el intérprete que tengo más gastado es al increíble Bebo Valdés, en concreto el audio que Carlos Galilea le dedicó por su 91 cumpleaños, en el 2009.

En este podcast de Los Elefantes se repasan algunos de los temas del que fue el primer disco de piano solo de Bebo Valdés, tras una carrera que, aunque con un largo parón, comenzó en los años 40. En Bebo, que así es como se llama este álbum de 2006, el pianista vuelve a sus raíces recorriendo las bases de la música cubana.

De entre los temas que aparecen en este programa de Radio 3 no puedo resistirme a La bella cubana, una habanera del año 1853 del compositor afrocubano José White.

También podemos escuchar en este album otros clásicos como Danza nº 2, de Ignacio Cervantes o  La comparsa, de Lecuona.

 Video – La bella cubana

 

La música y el tipo de piano que Bebo Valdés eligió para este disco pretendía servir como recordatorio de dónde venimos. Explicar cómo  fue que comenzo la música unida a nuestra historia, quiénes la crearon. Y quiénes fueron los padres de la música cubana, como nos relata Carlos Galilea en el podcast.

Bebo fue producido por Fernando Trueba, quien le habría dicho al cubano:

“Bebo, todo pianista que se precie tienen que hacer un disco de piano solo al menos una vez.”
“No sé, Fernando, tal vez voy a echar en falta el ritmo” le contestó Bebo.
Y Trueba le habría dicho:

Bebo, el ritmo lo tienes tú adentro

(Cita transcrita directamente del podcast. Vale la pena oír esta anécdota en la voz de Galilea. Minuto 14 del audio)

Otra más de mis canciones favoritas interpretadas por Bebo Valdés es Lamento cubano. Este tema se incluye en El arte del Sabor (2001), otro álbum que también puedo oír en bucle.

Video – Lamento cubano

La verdad es que no me canso de escuchar a Bebo Valdés.

De hecho, no sé hasta qué punto es idóneo escucharlo mientras trabajas, si lo que estás haciendo necesita concentración.

Cuando estás oyendo su música, de pronto te das cuenta de que te tiene cogido por dentro. Oír a Bebo es como estar en el mar: lo mejor que puedes hacer es dejarte llevar.  Su piano te coge, te sube, te aprieta, y te suelta… poco a poco. Dejándote afectado y liviano, como si nada hubiera pasado, y como si nunca fueras a ser la misma persona.

Demasiado Bebo Valdés para algunos trabajos

Dicho lo dicho no me queda más remedio que puntualizar la recomendación con la que empezaba: Oír a Bebo Valdés en el trabajo es recomendable para acompañar tareas monótonas o mecánicas. Aquellas que requieran poca concentración.

Si por el contrario tu trabajo requiere de bastante concentración, creo que lo mejor será que dejes a Bebo Valdés para otra ocasión. Por ejemplo, para arreglarte el día después de una mala jornada laboral.

Cuéntanos qué música eliges mientras trabajas, si es que tienes la oportunidad de oír música o elegirla durante tu jornada laboral.

¿Qué estilos te van más para trabajar? ¿Seleccionas el tipo de música según la tarea que debes hacer? Y por supuesto, comenta si probaste la recomendación musical que hago. También quiero saber si te pasó como a mí: que Bebo es mucho Bebo para quedarse de fondo.

Referencias:

  • Cuando los elefantes sueñan con la música. Radio 3, Radio Nacional del España. De lunes a viernes de 15 a 16 horas. Presentado y dirigido por: Carlos Galilea. El programa citado se llama: Bebo Valdés 09/10/2009. Nota: El audio comienza con una publicidad de R3, y el programa comienza a los 35 segundos.
  • Imagen: LivePict.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *